Fernando Ruiz a fondo: habló de su salida, recordó el título y le agradeció a los jugadores

0
569

Fernando Ruiz rompió el silencio y habló después de lo que fue su salida como director técnico de Platense. El Cabezón hizo un repaso de sus casi tres años en el club y contó detalles del adiós.

“En los años que estuvimos pasamos muchas situaciones y esta fue de la que más no costó salir. Salimos de muchas y esta tocó a la inversa. Uno nunca quiere terminar de la forma en que se terminó, pero se llegó a un punto en donde creía que no había manera de revertirlo por un monton de situaciones y así se dio”, dijo de arranque el entrenador, en diálogo con el periodista Ignacio Rivarola, en una entrevista exclusiva.

Acerca del trato que mantuvo con los futbolistas hasta el final de su ciclo, sostuvo: “La relación con los jugadores siempre fue la mejor. Nos tocaron jugadores inteligentes y fuimos en búsqueda del objetivo común. Nunca hubo objetivos personales ni situaciones en la cual se jugaba a favor de una parte y no de la otra. Hizo más ruido porque habíamos terminado en el primer lugar y el contraste era muy diferente de ese final al del principio de año. No hay reproche hacia los jugadores, siempre dieron el máximo. Bajó el rendimiento de todos y, si bien los jugadores son los que entra a la cancha, nosotros también tenemos gran responsabilidad de nuestra parte. Me hago responsable porque así lo siento”.

“Uno en el lugar que está siempre sabe que la posibilidad de que se acabe un ciclo está. En el fútbol que nos encontramos los que manda son los resultados. Al no tener una respuesta en base a lo que venía demostrado el equipo, creí que lo más sano era hablar con la dirigencia y ellos entendieron que lo mejor era esto. No hubo que forzar nada. Había que pensar en el bien del club y eso era lo mejor”, analizó ya con la cabeza más en frío, de lo que fue su ciclo.

Además, Ruiz resaltó que «siempre me comporté de la mejor forma con la dirigencia, siempre fui leal en cuanto a mi pensamiento y compromiso con el trabajo. En ese sentido estoy tranquilo. Me fui bien”.

Refiriéndose a lo estríctamente futbolístico, contó: “Nosotros habíamos terminado la primera rueda jugando con 4-4-2, en el cual nos fueron llevando los resultados a jugar sistemáticamente de esa manera. Si uno repasa las ultimas formaciones, la idea siempre ha sido eso. Creíamos y entendíamos que era una forma de continuar y bueno, hoy los resultados marcan que no era lo que había que hacer. Nadie hace las cosas pensando en hacerse daño. Uno siempre busca lo que cree mejor”.

“Hoy Platense está posicionado en un lugar mucho más cerca de donde debe estar que hace casi tres años. Al que le toque, deberá prepararse para en algún momento ver a Platense en donde la gente sueña”, reflexionó sobre el presente del club.

Del trabajo que se hizo en conjunto con las inferiores, expresó: “Hemos preparado a los más chicos para que puedan competir con los de mayor experiencia y asentarse el día que les toque jugar, eso no estaba pasando en el club, incluso logramos vender algunos jugador. También, participamos en todas las Copas Argentinas por haber, dando a entender que siempre estuvimos en los primeros puestos”.

De la temporada en la que logró el campeonato, recordó: “No es fácil dirigir ni jugar en un club en donde la única obligación es salir primero. En un club como este no alcanza el llegar de atrás. Teníamos que demostrar que estábamos capacitados como conjunto para cumplir el objetivo. Éramos el único equipo grande en esa división que corríamos con esa mochila. Una mochila que cargaba muchos años, muchas frustraciones de ocasiones en las que no se había podido dar”

“Se cumplió el objetivo de la mejor forma. Después del partido en Colegiales dije que no era el contexto para que Platense tenga que ascender. Era una cancha negada en un montón de situaciones y lo único que rescaté de ese empate fue eso. Fuimos a una final entre los dos mejores equipos y el contexto fue ideal, en una cancha de Primera con la gente de Platense. No había otra forma más linda”, sostuvo de la final contra Estudiantes en la cancha de Lanús.

“Me siento feliz de haber conseguido un sentido de pertenencia dentro de un club con tanta historia como Platense. Creo que en esos dos años y ocho meses lo pude lograr”, aseguró.

Durante su ciclo como entrenador se vivió una controvertida situación con el juvenil Patricio Pérez, que durante varios meses entrenó separado del plantel por negarse a firmar contrato con el club. “Lo de Pato Pérez no fue una decisión mía, sino de la dirigecia por una cuestión de contrato, o teníamos nada que ver. Lo de Borrego sí y se debió a una situación en la que quizás uno estaba buscando otra alternativa. Yo lo hablé con él personalmente como lo hago con todos los jugadores. Fue todo futbolístico, no había nada raro. Al menos de mi parte…”, afirmó.

De los juveniles del club que empezaron a hacer sus primeras armas en Primera, opinó: “Para mí el que más futuro tiene es Thiago Palacios. Veníamos siguiéndolo hace mucho, mirándolo. Uno lo que hace en estos casos con los más jóvenes es entender el proceso que tienen y prepararlos para que cuando jueguen se puedan sostener”.

“¿Por qué no una segunda etapa en el club? Hoy es muy inmediato todo, pero por lo menos de parte mía, sí. Yo no decido ni defino estas situaciones, pero no debería haber inconvenientes en un futuro. Sin dudas podría”, cerró el cabezón, dejando la puerta abierta a un posible regreso como entrenador en un futuro.

Entrevista: Ignacio Rivarola

Opiná, dejá tu comentario