La historia de Jorge Bonicalzi: cómo transmite la pasión por Platense en Angola

1
208

Es diplomático y trabaja en la embajada de ese país africano, donde le obsequia camisetas del club a sus compañeros locales. «Cuando veo que se las ponen para ir a jugar al fútbol y son felices con ellas, me pone todavía más feliz a mí», cuenta.

Jorge Bonicalzi no pasa desapercibido en el Mundo Platense. Pero no porque quiera llamar la atención, sino porque no le sale de otra manera. Su pasión por el club es muy fuerte y, sea la hora que sea en el país en el que está viviendo, se queda despierto para seguir al Calamar, como lo hacen tantos otros hinchas que residen en diferentes partes del planeta.

Su historia es particular, porque es uno de los pocos simpatizantes del club que, se conoce, están viviendo en un país de África. Trabaja desde hace 32 años en la Cancillería argentina y actualmente se desempeña en la embajada que el país tiene en Angola, a 8400 kilómetros de su casa, de sus hijos y de Platense.

Cuando en Platensealoancho.com.ar leímos el primer mensaje que nos envió, hace ya algunos años, admitimos, era el «loco de pelo largo que dice que vive en Angola». Pasaron los días, los partidos, y sus mensajes siguieron llegando. No había un solo partido en el que no recibiéramos su aliento, su energía positiva para que la transmisión de #PlatensePorPALA salga lo mejor posible. Hasta que empezó a compartir imágenes que certificaban todo lo que nos venía contando: su presente en el país con orilla al Ocenános Atlántico.

«Cada vez que tengo que viajar, lo primero que hago es poner la bandera de Platense en la valija. Después la ropa. La bandera que llevo siempre ya recorrió 18 países desde Etiopía, Nigeria, Mozambique y Sudáfrica, hasta Chile, Brasil y Uruguay», nos contó durante la transmisión especial de #PALAxPlatense, que buscó recaudar donaciones para el club en medio de la crisis económica que atraviesa el país por la pandemia del Coronavirus.

En su cuenta de Twitter más de una vez cargó fotos con sus compañeros de trabajo, todos vestidos con camisetas de Platense. Y explicó cómo fue esa situación: «Los chicos se ponen contentos cuando les regalo las camisetas de Platense, la guardan y hasta se la ponen cuando vamos a jugar al fútbol. Eso me pone a mí todavía más feliz que a ellos».

«Somos muchos los hinchas que queremos al club y lo seguimos a la distancia. Acá en Ángola no hay tercera división de fútbol y es difícil explicarles que estuvimos durante tantos años en una tercera categoría», sostuvo, cuando le tocó explicar cuánto le cuesta que los angoleños comprenda de qué se trata la pasión por Platense.

En medio de la pandemia, Jorge Bonicalzi tuvo un gesto solidario muy importante con el club, donando una considerable cantidad de dinero. «Cuando se puede, se puede y con gusto se hace. Si esto hubiese pasado hace cuatro años no podía», dijo con timidez sobre su colaboración.

Respecto a la situación por el Coronavirus en ese país, opinó: «Tenemos una cuarentena que se prorrogó hasta el 10 de mayo. Es un país donde no se han hecho test, pero como acá mucha gente se muere por otras enfermedades, podrían llegar a ser muchos los casos».

Antes de que termine la entrevista, Bonicalzi recordó un lindo momento que le tocó vivir cuando trabaja en la embajada de la Argentina en Chile: «Tuve la suerte de poder entregarle a Marcelo Espina una plaqueta, el día que dejó el fútbol, cuando se jugó el partido amistoso entre Colo Colo y Platense».

1 Comentario

  1. loco lindo una gran abrazo y suerte en tu gestion y las manifestaciones a favor de nuestro querido cllud en esas latitudes cariños

Opiná, dejá tu comentario