Platense no pudo con la contundencia de Weber Bahía

0
103

Bahía Basket le ganó 98 a 87 a Platense en el Dow Center, gracias a un enorme primer tiempo. Gran actuación de Jon Rodney Lynch, con 24 puntos y 8 asistencias, mientras que Lucas Goldemberg, con 20 puntos, fue el mejor del Calamar.

En el único partido de Liga Nacional de la noche del sábado, se enfrentaron dos equipos con objetivos similares para esta temporada y la necesidad imperiosa de lograr un triunfo que los aleje de los últimos lugares de la tabla. Tanto Bahía Basket como Platense saben que la 2019-2020 será de lucha y sacrificio permanente. Por eso, su objetivo es ser una de las sorpresas y escaparle a la lucha por los descensos, para no sufrir mirando permanentemente la tabla.

Desde los primeros minutos, el base Jon Rodney Lynch se mostró dispuesto a ofrecer su mejor actuación desde que se sumó al plantel de Pisani. Ante la ausencia de Caio Pacheco, el estadounidense manejó la ofensiva desde el arranque y fue fundamental en el goleo para que el local tome rápidas ventajas.

A falta de tres minutos para cerrar el cuarto, Bahía ganaba 21 a 8, con buena defensa y 11 puntos de su armador. Además, a diferencia de otros partidos, se lo vio más generoso en el armado, generando juego para sus compañeros. En el visitante, en cambio, el inicio fue muy errático y recién con la entrada de Lucas Goldemberg pudo conseguir algunos puntos, pero en defensa dio ventajas que se tradujeron en el tanteador final de esos diez minutos: 34-19.

El segundo cuarto tuvo un ritmo menor. El local empezó a rotar el banco y eso le sirvió para sostener la ventaja y estirarla hasta un 47-27 promediando ese período. Enfrente, la ofensiva dependió exclusivamente de Goldemberg, pero el marrón extrañaba a su figura, el ex NBA Luis Montero, totalmente ausente hasta ese momento.

En el cierre de la primera mitad, cuando Platense intentó una arremetida que lo arrimase un poco, apareció en el local Travis Weatherington (jugador de rachas efímeras), para clavar dos triples en el minuto final y ponerle un moño de 57 a 38 a esos veinte minutos.

En esa primera mitad, Bahía tuvo una ventaja de 62 a 38 en el porcentaje de tiros de cancha. Eso, más los buenos aportes de Marini y de la dupla Levy-Martin en la pintura (cada vez se complementan mejor) se sumaron al partidazo de Lynch. A diferencia de otro partidos, esta vez fueron los titulares bahienses los que marcaron el ritmo y sacaron una ventaja casi decisiva para el encuentro.

Al regreso del descanso largo, la visita mostró otra cara. La charla del entretiempo despertó a varios intérpretes y se arrimó hasta un 69-58 gracias a la aparición del dominicano Montero, el oficio de Diez y Saglietti, sumándose al buen partido de Goldemberg.

Pisani tuvo que pedir minuto para acomodar las piezas, darle lugar nuevamente a los titulares y cerrar el cuarto con una buena ventaja de 79 a 60 gracias a triple sobre el final del eficiente escolta Juan Cruz Marini.

La diferencia era grande y, por más que lo intentó, a Platense se le hizo muy cuesta arriba. Montero siguió creciendo en su rendimiento y se agregaron algunos buenos puntos desde el banco de Pappalardi y Vázquez.

Pudo limar bastante la ventaja y llegar al último minuto con dos buenas noticias. La diferencia quedó en solo siete puntos (93-86) y el local perdió, por doble falta técnica, a Jamaal Levy (justo el día en que el panameño se convirtió en el jugador con más presencias en la historia de la franquicia de Pepe Sánchez), pero hasta allí llegó la arremetida. Una vez más, un triple de Marini le puso fin a la remontada y el final fue de 98 a 87.

Para Platense, que cayó a un récord de 1-4, el primer tiempo de anoche fue un paso atrás en la mejora de rendimiento que trajo de los últimos juegos. Esos veinte minutos mostraron su peor cara y, por más que mejoró notablemente en el complemento, deberá ser más consistente si quiere escapar de los últimos lugares de la tabla.

Con un plantel corto, son sus figuras y jugadores de experiencia los que van a tener que redoblar esfuerzos para sacarlo del fondo. El lunes seguirá la gira en Mar del Plata contra Peñarol, otro que no puede regalar nada.

Marcelo Faró
Vermouth-Deportivo

Opiná, dejá tu comentario