«Nos falta la mejor parte del torneo, y vamos por todo»

0
45

 

Juan Pablo Lugrin - Basquet

Juan Pablo Lugrín, uno de los constantes aportes de Platense, habló en la previa al arranque de las finales del Sur. La actualidad tan regular del Calamar, el análisis de la serie que se viene ante Atenas de Patagones y su rendimiento personal.

Confirmando el protagonismo al que se aferra temporada tras temporada, Platense vuelve a colocarse dentro de los 4 mejores de equipos de La Liga Argentina en su ferviente anhelo por la consagración máxima. Es la tercera vez dentro de sus cuatro años dentro de la categoría que accede a finales de conferencia, con el importante agregado de que en esta versión 2018/19 el conjunto de Vicente López se muestra mucho más fortalecido por el casi perfecto recorrido que realizó durante todo el año, impulsado por un equipo que logró un entendimiento brillante a lo largo de los meses y que hoy lo potencian como uno de los máximos candidatos (en esta temporada se adueñó del 1 de todo el torneo, ostentando el mejor récord de la fase regular).

Muchos nombres edificaron y sostienen actualmente el gran momento del Calamar dentro de la Liga Argentina: un goleador nato como Felipe Pais, un extranjero de absoluta jerarquía como Gastón Essengue, la conducción experimentada de Pablo Bruna, un foráneo rendidor como Cedric Blossom, un ícono de la institución que realiza su arduo y determinante trabajo en el juego interno como Alejandro Pappalardi,o el aporte siempre constante de Lucas Goldenberg. Y a estos jugadores que se encuentran bajo la tutela de Alejandro Vázquez hay que sumarles el nombres de Juan Pablo Lugrin.

Siendo una rueda de auxilio determinante y consiguiendo un pico de rendimiento muy sólido a lo largo de la temporada, sobre todo en los momentos más calientes de la definición y realizando unos muy buenos playoffs, Lugrin tuvo la oportunidad de mostrar su trabajo de estos últimos años que se traducen en absoluto crecimiento y no desentonó en absoluto. Los fríos números dirán que promedia 3.9 puntos y 3.1 rebotes, pero el detalle está en la confianza que le entregan desde el cuerpo técnico y sus compañeros (promedia 17.7 minutos por partido), porque todo esto le fue abriendo las alas para convertirse en un jugador determinante dentro de la rotación.

Lugrin ya lleva 3 años dentro de Platense, recordando que llegó a la institución en 2016 después de su paso por Obras, club donde se formó, y Comunicaciones de Mercedes. En todo este tiempo el escolta de 22 años (nació el 5 de noviembre de 1996 en José C. Paz, Buenos Aires) fue desarrollándose poco a poco, las oportunidades fueron apareciendo y principalmente en esta temporada demostró estar a la altura, listo para responder a las necesidades de un equipo candidato.

Básquet: Platense vs. Gimnasia

– Llegan a una final de conferencia donde como club vuelven a confirmar todo el protagonismo que Platense tiene en la categoría, logrando una solidez casi inquebrantable durante muchos meses y llegando a esta definición de conferencia. ¿Cómo lo viven?
– La verdad es que muy bien. Desde un principio el equipo siempre tuvo estas aspiraciones. Por la institución que es Platense y por lo que es el recorrido que viene marcando desde que llegó a la Liga Argentina. Siempre tiene las aspiraciones de pelear arriba. Pero este año se nos dio como decís, tuvimos un arranque duro y desde noviembre logramos hacer un clic que nos ayudó a cambiar totalmente la cabeza. Empezamos a jugar de otra forma, la dinámica de juego fue mucho más fluida… en defensa se veían cosas que nos estaban costando y que nos permitieron mejorar. Así fue como todo eso nos dejó llevar a cabo el plan de juego que tenemos ejecutado por el Cholo (Alejandro Vázquez, el entrenador).

– ¿Cómo fue todo ese proceso donde ustedes cambian y terminan de encontrarle la vuelta de tuerca necesaria al equipo?
– El equipo se fue forjando de a poco. Después de la vuelta del receso de diciembre, después de las dos giras que tuvimos, cada uno comenzó a entender la función que tenía dentro del grupo, para que el equipo funcione correctamente. Creo que descubrimos una forma donde todos participamos, el equipo fue creciendo cada vez más y fuimos tomando confianza. Mucho más atrás, mucho más adelante, nos volvimos efectivos y logramos victorias muy buenas de visitante, defendimos la casa en todos los partidos durante lo que fue la segunda parte, y llegamos a los playoffs de la mejor manera posible, con un equipo largo y bueno. Por ahora lo hemos podido demostrar. Está claro que también ahora nos falta la mejor parte del torneo, pero todo es paso a paso, como siempre, y ahora vamos por todo lo que se viene.

– Recuerdo una frase de hace no mucho con Pappalardi, donde explicaba que vos eras el tapado pero que terminaste dando la cara por el equipo cuando las cosas estaban mal y que hoy estás atravesando un gran año personal. ¿De qué forma vas sintiéndote con ese crecimiento que llevás dentro de esta temporada?
– Este año personalmente fue mucho más grato que el anterior en cuestión de tiempos de juego, del juego en sí. Siempre fui un mismo jugador, pero creo que este año me sentí muchísimo más confiado, pude demostrar que dentro de la cancha puedo jugar tranquilamente y en un equipo que compite es mucho. Pero bueno, es un proceso que viene de hace 3 años ya, en un club que quiero, donde la gente me demuestra todo el tiempo que hacen todo por el club y te contagia las ganas. Hace que uno quiera también dejar todo por el club, todos somos un mismo objetivo, un mismo equipo, y te lleva a esto de dar siempre y en todo momento la cara por el club. La verdad es que lo que vivo dentro de Platense es muy lindo.

– Hoy te asentaste muchísimo dentro de un equipo protagonista como bien decías. ¿Te pasa a veces de mirar un poco hacia atrás y ver el jugador que llegó hace unas temporadas al club y que hoy se fue convirtiendo en una pieza importante y ganándose un lugar?
– Sí, siempre se mira atrás, siempre. Uno siempre está agradecido por los lugares donde uno pasó, creció y aprendió. Y ya son 3 años acá en Platense, siempre peleando el campeonato, lo que a uno le generó todo un roce y fui aprendiendo mucho. Con el pasar de estos años fui adquiriendo toda esta confianza. Que todo esto que me permitió mejorar un poco mi rendimiento y fluir más dentro del equipo sirva, obviamente que me generó toda una alegría.

– Vos venías de Obras donde te formaste y estuviste durante muchos años, y un paso corto por Comunicaciones, pero es obvio que acá en Platense es donde lograste esa explosión de hoy. ¿Cuánto te aprendiste en estos años teniendo en cuenta la importancia del Cholo como guía? Porque más allá de que te dio minutos y confianza, también es responsable de tu evolución.
– Sin dudas. Creo que de Ale aprendí como de todos los entrenadores, aunque es el entrenador que más tiempo tuve y con quien mayor relación tengo. En su momento hemos tenido algún que otro encontronazo, pero creo que siempre fue para mejor. Creo que con el paso del tiempo logramos tenernos una gran confianza, y tantos años de jugar muy duro atrás y del concepto utilizado en ataque ya se hizo una costumbre y es muy grato disfrutar su estilo de juego.

– Pensando en lo que se comenzará a vivir desde el viernes, ¿cómo ves la serie contra Atenas?
– Claramente la serie va a ser larguísima. Ellos vienen muy finos, vienen de ganar series increíbles. Siento que el primer partido va a ser clave, porque ya lo fue en las anteriores dos series que tuvieron que enfrentar, como el puntapié de todo y Atenas se terminó llevando ambos partidos (NdR: en referencia a los primeros partidos ante Racing por cuartos de final y ante Estudiantes por semis). Hay que tenerles mucho respeto porque sabemos y somos conscientes de que son un rival muy duro, va a ser una serie dura, por lo que tenemos que estar preparados tanto física como mentalmente para afrontarla. Sabemos que todos los partidos van a ser muy parejos y debemos estar preparados.

Por Lucas Leiva
Prensa La Liga

Opiná, dejá tu comentario