Perdió en Olavarría pero igual se aseguró el primer puesto

0
81

El Bataraz defendió su invicto en el Parque Guerrero tras imponerse por 70-63 ante el Calamar. A pesar de la derrota, con la caída de Viedma en Junín, Platense ya se garantizó el 1 de la Conferencia Sur, mientras que Estudiantes dio un paso más en su búsqueda del 2° puesto.

Era una parada brava, llegaba al Parque Guerrero el líder, Platense, y el Bata debía mostrar su mejor cara para defender la fortaleza. Lo hizo una vez más, Estudiantes derrotó al Calamar 70 a 63 y dio un paso más para ser el #2 del Conferencia Sur de la Liga Argentina. Santiago Arese, con 21 puntos y 9 rebotes, fue el MVP, pero Julián Morales fue quien indicó el camino para lograr la 17ma. victoria en casa.

En juego comenzó cerrado donde las defensas le ganaban a los ataques y el nerviosismo y la ansiedad provocaba errores en ambos quintetos. Estudiantes se hacía fuerte con Pablo Moya en la pintura y Platense contestaba con el aporte de sus extranjeros Essengue y Blossom.

En el segundo cuarto, con el pivot cordobés de Estudiantes en el banco y el Calamar comenzó a sentirse más cómodo en defensa y fue limitando al local, que no encontraba el gol desde el perímetro (1-12 en el primer tiempo). Con el retorno de Moya y Arese el Bata mejoró en la segunda parte del parcial y se fue al descanso abajo por la mínima, cuando promediando el cuarto había estado siete abajo.

En la primera ofensiva tras el descanso largo, Julián Morales la metió desde los 6.75, que sirvió para pasar al frente y para que el Bataraz se encienda. Luego vendrían dos bombas más del correntino que provocaron que Estudiantes tomara desde lo emocional y en el marcador las riendas del juego.

Con un parcial de 11-1 en los primeros cinco minutos del último cuarto, Estudiantes sacó 16 de ventaja y si bien después no pudo cortar la avanzada Calamar –metió 12 puntos consecutivos – fueron determinantes para el desarrollo final del juego.

El Bata no solo logró la decimoséptima victoria consecutiva en su casa, sino que además ratificó la hecho en Vicente López cuando le tocó perder por la mínima y dejó en claro que cuentas con armas suficientes para considerarse un equipo peligroso.

Opiná, dejá tu comentario