Inesperada derrota en La Plata

0
76

En una remontada impresionante Gimnasia derrotó por 84 a 68 a Platense en Polideportivo Víctor Nethol.

El primer parcial estuvo marcado por la paridad. Ambos equipos estuvieron al frente en el marcador pero sin poder despegarse ni mantener un dominio, sino que el liderazgo fue alternando. Pese a esto fue Platense quien cerró mejor y estuvo más preciso en los últimos minutos para cerrarlo por 20 a 17 arriba.

El segundo cuarto Gimnasia tuvo errores que el Calamar aprovechó para estirar la ventaja y controlar el juego. Tanto errores en el manejo como en los tiros le permitió al Marrón sacar la máxima de siete, cuando Mauro Tartaglia pidió tiempo para corregir a su equipo.

Con la reanudación del juego llegó la reacción del lobo, que con un triple y una corrida tras un robo se puso a dos. Pero a partir de ahí Platense tuvo un parcial de 8 a 0 producto de dos triples y una conversión para sacar la máxima del partido e irse al descanso ganando por 42 a 32.

Después del entretiempo parecía que el líder de la Conferencia Sur mantenía la ventaja y administraba el ritmo de juego. Pero hacia mitad de cuarto llegó la reacción de Gimnasia, mejoró la defensa para no permitirle a su rival anotar tan fácil y estuvo más certero en ofensiva.

Un triple y una volcada de Dickerson puso a dos al Lobo y levantó al Poli, que vibró al ritmo que impuso el local para pasar al frente en un final de parcial dramático, que tuvo a Gimnasia en plena remontada para cerrarlo 58 a 57 a su favor.

En el comienzo del último cuarto el lobo tuvo una racha de 8 a 0 en los primeros dos minutos, producto de dos triples y buenas defensas incluyendo un tapón de Dickerson, para que el local saque la máxima diferencia a su favor por 66 a 57. Esto hizo que Vázquez pida tiempo y frenar la racha. Pero a la vuelta su equipo sufrió dos robos de pelota para que el lobo corra la cancha y amplíe la ventaja a 13 (70 a 57) y no pueda convertir en tres minutos de juego. Un triple de La Bella puso el 74 a 57, obligando a Vázquez a pedir un nuevo tiempo muerto ya que su equipo no convirtió en la mitad del parcial.

En la reanudación llegó la primera conversión del Calamar con un triple de Pais para descontar a 14, que lo siguió un doble y un triple más para descontar a 9. Pero Gimnasia no permitió que se le escape y con una racha de a 6 a 0 estiró a 15 la diferencia a falta de 53 segundos y sentenciar el partido. Sólo hubo tiempo para un par de puntos más y que el lobo se lleve la victoria por 84 a 68.

Informe: Prensa Gimnasia

Opiná, dejá tu comentario