Los misioneros dicen “Adiós”

0
245

Eduardo Von Arx, Walter Quintana y Walter Ortiz

Finalizando el año 2012, el Club Atlético Platense les informó a los jugadores Walter Quintana, Eduardo Von Arx y Walter Ortiz, junto al delantero Gabriel Martinena, que no serían tenidos en cuenta para la segunda fase del presente Torneo de la “B” Metropolitana. Los primeros tres comparten la particularidad de haber nacido en la mesopotámica Provincia de Misiones, desde donde arribaron por el lejano mes de Julio de 2009, cuando aún el Club se encontraba militando en la “B” Nacional, con el objetivo de poder lograr llegar a formar parte de un primer equipo con historia dentro del fútbol profesional argentino.

Por tal motivo, y a manera de reconocimiento por su paso por nuestro fútbol profesional, nos gustaría homenajearlos haciendo una breve reseña de sus desempeños a lo largo de estos 3 años y medio que formaron parte del “Mundo Platense”.

Eduardo Gabriel Von Arx
Nacido un 1º de Junio de 1989 en Esperanza, “Edu” arribó a Platense luego de nutrirse futbolísticamente en España. Es que en la Madre Patria formó parte de la Cantera de la Unión Deportiva Mérida, Institución que al igual que Platense milita en la Tercera División de aquel país (conocida como “Segunda B”), donde arribó con frescos 18 años. Eduardo jugaba allí como mediocampista por izquierda, aunque también hizo las veces como volante central. Finalmente, premio a sus buenas actuaciones en los partidos preliminares, debutó en el primer equipo durante la Temporada 2007-2008, en la victoria que el Mérida obtuviese ante el Ecija Balompié por 4 a 2.

Ya de regreso al país, fue colocado a mediados del 2009 en Platense, donde formó parte de la Cuarta División durante algo más de un año. Se recuerda una excelente actuación ante Huracán, en una victoria 4-2 en la que Eduardo convirtió dos goles, jugando como volante por izquierda en un rol ofensivo, bajo la Dirección Técnica de Jorge Luis Avalos.

Sin embargo, la falta generalizada que tiene el fútbol argentino de jugadores zurdos con características defensivas o de contención hicieron que la oportunidad en el plantel profesional se le otorgase como lateral por izquierda. Si bien su primera convocatoria fue dada por Alberto Pascutti en el debut de la Temporada 2010/2011 ante Flandria (25 de Septiembre de 2010 en el “Carlos V”, fue suplente y no ingresó al campo de juego), el debut en sí se dio un 8 de Septiembre de 2010 en el “Ciudad de Vicente López”, bajo el por entonces interinato de Marcelo Espina. En esa oportunidad, por la Fecha 8 de aquel fatídico Torneo, Platense caía ante Comunicaciones por 1 a 0.

Sin lugar a dudas, tanto Marcelo Espina primero como Daniel Severiano Pavón luego fueron los entrenadores que más lo utilizaron, puesto que durante el proceso de Mauro Nava Von Arx solamente intervino en el juego ante Comunicaciones, por la Fecha 29. De aquel Torneo se recuerda una excelente performance ante Tristán Suárez, que le valió una puntuación de 7.50 puntos por parte de Platense A lo Ancho, y un destaque como figura del partido por parte del Diario Deportivo OLÉ.

Ya con Fabián Nardozza, la presencia (por muchos momentos, inexplicable e insoportable) de Gastón Schmidt en el “once” titular hicieron que Eduardo tuviera solamente chances de jugar en un partido por la Copa Argentina (ante Villa Dálmine) y en el partido final del Campeonato 2011/2012 (ante Almagro, en José Ingenieros).

Cuando su suerte parecía sentenciada, el arribo de Espina a partir de la presente Temporada hicieron que se reflotaran sus esperanzas de poder consolidarse en el primer equipo, pero con el “Cabezón” (que tanto lo había utilizado durante su primera etapa como Entrenador “Marrón”) las cosas no mejoraron, y de hecho Von Arx no disputó un solo minuto de juego en las fechas hasta el momento jugadas, siendo suplente en tan solamente 4 ocasiones (una de ellas, por Copa Argentina).

Inmediatamente, surgieron intereses para colocarlo en el fútbol de su Provincia, siendo Guaraní Antonio Franco la Institución mencionada en un principio. Finalmente, Von Arx terminó arreglando condiciones en Deportivo Mandiyú de Corrientes, elenco que se encuentra militando en el Torneo Argentino “B” y que al igual que Platense intenta retornar a los primeros planos del fútbol argentino.

Walter Lisandro Quintana
Nacido en Apóstoles un 15 de Mayo de 1991, este mediocampista ofensivo que si bien es diestro también maneja el balón con la zurda se había formado infantilmente en la Escuelita del Club Santa Cecilia, con el que disputó los Torneos Juveniles “Evita”. Sus primeros pasos como juvenil los dio en el Deportes Yerbatero, pero decidido a “triunfar” en Buenos Aires, intentó sin suerte sendas pruebas en Tigre y Defensa y Justicia, para luego finalmente recalar en la Séptima División del Quilmes Athletic Club. Con edad de Sexta División, pegó brevemente la vuelta a sus pagos y defendió a principios del 2009 los colores del Tuyutí de Apóstoles, donde a pesar de su juventud (17 años) marcaba diferencias y convertía goles. Fue allí cuando surgió la posibilidad de retornar a Buenos Aires, incorporándose a Platense en Julio de 2009.

En el “Calamar” integró con buenos desempeños el plantel de Sexta División. Incluso, fue observado por el Seleccionador Sub 20 de aquel momento, el polémico Sergio “Checho” Batista. Su debut fue inmediato. Se produjo el 25 de Julio de 2010 ante Flandria en el “Carlos V”, en un insoportable 0-0. Como había pasado con Von Arx, Espina lo utilizó como titular en 5 partidos (cuatro de ellos consecutivos), teniendo picos de rendimiento ante Flandria y Comunicaciones.

Ya con Nardozza su presencia se fue postergando. Algunos minutos por Copa Argentina ante Juventud Unida y Tristán Suárez en la finalización del Torneo (ante Almagro fue al banco y ni siquiera ingresó) fue todo el uso que le dieron durante la Temporada 2011/2012. Y en la presente las cosas empeoraron, puesto que Espina solamente lo utilizó como suplente por la Fecha 6, ante el “Canario”, en Villa Flandria.

Su actualidad es complicada. No existen ofertas concretas, y tan simplemente podemos asociarlo nuevamente con Apóstoles, donde el equipo más poderoso de dicha Ciudad (Rosamonte) justamente se encuentra en la búsqueda de un mediocampista con vocación ofensiva y que pueda hacer las veces de delantero, un papel que a Quintana le encaja a la perfección.

Walter Pablo Ortiz
El “Peladito” nació un 4 de Julio de 1991 en Colonia Victoria, pueblo que seguía con atención todos sus desempeños con la camiseta de Platense y que festejó como propio aquel golazo ante Tristán Suárez convertido el 12 de Abril de 2011 por la Fecha 34 del Campeonato 2010/2011, en la noche en la que el “Cholo” Pavón debutaba como Entrenador “Calamar”. Aquel gol sería el único que lograra convertir en su carrera en Platense.

Su debut también se produjo ante Flandria, pero por el partido de vuelta, el 10 de Diciembre de 2010, reemplazando en el complemento a Cristian Lillo. Salvando los partidos finales ante Armenio y Almagro, los desempeños de este zurdo mediocampista habían logrado ser buenos, y se esperaba más de él para la siguiente Temporada.

A pesar de encontrarse por detrás de Zacaría y Sanfilippo, la irregularidad del mendocino como alternativa al mediocampista de Almirante Brown hicieron que Ortiz tuviera más de una oportunidad de poder mostrarse. Sin embargo, solamente logró ser titular en el partido de la primera rueda ante Italiano y en el partido final de la temporada regular ante Almagro, cerrando una campaña personal por demás mediocre.

Ahora con Espina, Ortiz era la primera alternativa a Cristian Vergara, mediocampista zurdo que no funcionó en lo que va del año futbolístico, pero que tampoco encontró en Walter un relevo que supiese opacarlo. Por tanto, esto motivó a que Platense lo declarara prescindible a él también, en una situación llamativa, puesto que no existe otro zurdo natural con minutos de juego dentro del plantel, perfilándose que Vergara comenzará como suplente de Olivares o Alan Sánchez, la reciente incorporación “Calamar”, ambos jugadores que a pesar de ser diestros pueden enlazar fútbol desde ese costado del campo de juego.

Consideraciones finales
Siempre duele cuando el Club decide por liberar a jugadores que han surgido o transitado sus Divisiones Inferiores, y que por diversos motivos no lograron hacer buen pie en el equipo profesional. Pero más duele haber notado durante este tiempo que en reiteradas y caprichosas ocasiones se ha optado por priorizar a los profesionales “de turno”, que demostraban en la cancha que no eran mejores que estos (y otros) chicos que hoy ya no forman parte del plantel.

El caso de Von Arx fue paradigmático. Las actuaciones de Gastón Schmidt eran francamente insostenibles, y el rubio mediocampista (aclaramos que en Platense jugó de lateral por necesidad) no contó con todas las oportunidades que hubiese merecido, especialmente durante la “Era Nardozza”. Tanto Fabián en su momento como Espina ahora priorizaron improvisar a Diego Molina, un alto y un tanto lento central izquierdo que tiene aún que ir construyéndose su futuro.

Walter Ortiz, por una cuestión de lógica necesidad, fue sin lugar a dudas el más utilizado, por lo anteriormente explicado: la falta de jugadores zurdos en el fútbol argentino. Pero sus intermitencias lo fueron postergando. Nunca fue menos que ningún otro al que le tocó reemplazar (Lillo, Sanfilippo o Vergara), pero tampoco supo sacarle diferencia al resto. Constituye otro caso raro su alejamiento porque el actual es un plantel corto de jugadores y desbalanceado en su armado (actualmente no hay reemplazo zurdo neto de Cristian Vergara). Seguramente se apelará a algún juvenil de inferiores para una eventual suplencia.

Y sobre Walter Quintana se podrá decir que es un jugador que tiene todo para poder construir una digna carrera como futbolista profesional. Pero evidentemente “algo” falla. Y eso hace que no pueda adaptarse con constancia al fútbol metropolitano. Como sea, sería una pena que abandonara la actividad, puesto que si faltan zurdos en el fútbol argentino actual, aún más “rara avis” son aquellos muchachos que pueden manejarla con ambos perfiles. De los tres, fue paradójicamente el menos utilizado y el jugador que quizás más chances de “mostrarse” tuvo que haber tenido, habida cuenta de su juego explosivo y sus condiciones técnicas.

A los “Misioneros” que formaron parte a lo largo de estos tres años del fútbol de Platense los saludamos con cariño desde esta Página, donde los recordaremos de buena manera, deseándoles lo mejor donde les toque jugar.

K-Well!

1 Comentario

  1. K aguant tienen chicos!!!! Suerte y éxitos pa la próxima ya vendrán mejores oportunidades!!!! Aguantén los Misioneros:)

Opiná, dejá tu comentario