Perfil de Jorge Fabián Nardozza

34
130

Fabián Nardozza

Jorge Fabián Nardozza nació un 23 de Septiembre de 1965 en Ciudadela, Provincia de Buenos Aires. Mediocampista central, realizó su formación futbolística en el Club Atlético Vélez Sársfield, aunque su debut como profesional del fútbol lo realizara en el Deportivo Merlo durante la temporada 1985/1986.

En el “Charro” permaneció hasta el final de la Temporada 87/88, habiendo siendo dirigido por el Entrenador que marcaría su carrera, su “maestro”, el “Gato” Norberto Salvador Daniel (cuyo ayudante de campo era nuestro conocido Mario Lurje). La Temporada 88/89 la protagonizó con la camiseta del Deportivo Laferrere, siendo dirigido por Jorge “Vitrola” Ghiso y José Argerich.

Pero el “quiebre” de su carrera se produciría a partir de la temporada 89/90, cuando Norberto Daniele lo convocó tanto a él como a otros viejos conocidos como Oscar Ledesma y Alberto Pascutti para conformar el plantel del Deportivo Morón que consiguiera tan gallardamente el ascenso a la B Nacional. Dicho plantel se conformaba por nombres como Carlos Compagnucci (luego campeón del mundo con Vélez), Alejandro Méndez, Carlos Silva, Enrique Cuenza Zaldívar, Sergio Lara, Eduardo Lagunas y el ex Platense Adrián Pasceri. Allí conocería a quien actualmente es su amigo y Entrenador de Arqueros, Guillermo Crudo.

Su primera etapa en el “Gallo” duró hasta el año 1991, cuando su pase fue comprado por San Lorenzo de Almagro. El merecido premio de jugar en un Club de Primera División duró durante dos temporadas, en las cuales disputó 14 partidos con la camiseta “Cuerva”, siendo habitualmente suplente de Fabián Carrizo, disputando el puesto de mediocampista central con Juan José Cardinal y Gustavo Tempone. En San Lorenoz fue dirigido por Fernando Areán, Juan Carlos Carotti, nuestro conocido Jorge Castelli y el glorioso Humberto “Bambino” Veira.

Ya de regreso en Morón, jugó en el Club donde protagonizó sus mejores momentos futbolísticos hasta el año 1996. Nuevamente dirigido por el “Gato” Daniele, allí conoció al padre de nuestro querido David Trezeguet, Jorge Horacio. Ido Daniel, también lo conducieron tácticamente Roberto “Pipo” Ferreiro e Hilario Armando Bravi.

Su viejo “camarada”, el “Beto” Alberto Pascutti, estaba haciendo sus primeras armas como Entrenador. Lo convocó para reforzar al novel plantel de Almagro, y permaneció como jugador en José Ingenieros por espacio de dos temporadas, muy sufridas por cierto por lesiones. Allí conoció a Lucas Pusineri.

El retiro llegó en el año 1998, cuando disputó sus últimos partidos ya de regreso en la “B” Metropolitana con la camiseta de Sarmiento de Junín, bajo las órdenes de Miguel Angel Lemme, primero, e Hilario Bravi después. Finalmente, su palmarés como jugador de fútbol profesional cuenta 271 partidos jugados en 13 años como profesional, habiendo marcado un total de 7 goles.

Junto con su amigo Pascutti fue adquiriendo las primeras experiencias desde el otro lado del campo de juego. Fue ayudante del “Beto” tanto en Almagro (año 2003) como en El Porvenir (Temporada 2004/2005). Su debut como Primer Entrenador se produjo en Atlanta, Club al que llegó el 1º de Noviembre de 2005. Reemplazó a la dupla interina conformada por Luis Marabotto y Alejandro Cánova, en medio de una situación convulsionada. Permaneció en el “Bohemio” hasta Mayo del 2006, tras protagonizar una irregular campaña de 7 partidos ganados, 8 empatados y 7 perdidos.

Inmediatamente consiguió un nuevo contrato, esta vez para reemplazar a Mario Rizzi en sus funciones como Entrenador de Sarmiento de Junín. El 5 de Junio de 2006 asumió la responsabilidad, pero duraría muy poco en su cargo, ya que tras ganar un partido, empatar dos y perder tres, tuvo que renunciar a su cargo el 16 de Septiembre del mismo año.

Pasó bastante tiempo antes de asumir un nuevo desafío. Enrique Merelas lo tentó para hacerse cargo del recientemente descendido El Porvenir. Buscando el rápido regreso a la B Metropolitana, Nardozza se hizo cargo del plantel el 24 de Septiembre de 2007. Hizo una muy buena campaña con los de Gerli, pero la complicada situación Institucional hizo que se quedara sin medios para continuar al frente del equipo, y solidarizándose con los jugadores del plantel, decidió renunciar el 30 de Abril del 2008, tras dirigir 27 encuentos (13 victorias, 9 empates y 5 derrotas).

Dicha buena campaña llamó la atención de otro “pez gordo” de la A.F.A., el Presidente de Acassuso, Javier Marín, quien necesitaba contar con los servicios de un Entrenador que le asegurara tanto la permanencia en la recientemente ascendida Primera B como así también no complicarlo con un hipotético ascenso a la siguiente categoría. Nardozza encajaba con el perfil de “Entrenador barato y rendidor”, y fue convocado para hacerse cargo del plantel a partir de la Temporada 2008/09.

Fueron tres temporadas similares al frente de la Institución “Quemera”, marcada por la regularidad a la hora de obtener puntajes. En la primera campaña, obtuvo 53 puntos sobre 120 en juego (44.17%, 11 victorias, 20 empates, 9 derrotas). En la segunda (09-10), 55 sobre 120 (45.83%, 12 victorias, 19 empates, 9 derrotas), y en la que acaba de finalizar 56 puntos (44.44%, 13 victorias, 17 empates, 12 derrotas).

Por tanto, la carrera como Entrenador de Nardozza destaca 177 partidos dirigidos, habiendo obtenido 57 victorias (32.20%), 75 empates (42.37%), y 45 derrotas (25.42%).

Nota: K-Well!
Foto: Club Acassuso

Opiná, dejá tu comentario