Justicia sin privilegios

0
172

Néstor Adrián De Vicente

Faltando ocho días para que se cumplan tres meses del fallecimiento de Néstor Adrián De Vicente, su hermana, Andrea, nos hizo llegar una carta detallando cómo ocurrieron los hechos en los que ese 20 de marzo perdió la vida el recordado y admirando ex jugador «Calamar». La familia del «Tano» no deja de pedir JUSTICIA.

JUSTICIA SIN PRIVILEGIOS (La VERDAD del caso ADRIAN De VICENTE)

Néstor Adrián De Vicente era su nombre, tenía apenas 46 años de vida cuando en la mañana del pasado 20 de marzo salió de su casa rumbo a Capital Federal, con el objetivo de ir a buscar a su esposa al local que ella tiene en zona céntrica. Siendo cerca de las 8.00 AM conducía su auto a una velocidad de 50 km/h (según datos arrojados por las pericias) por el Camino de los Remeros de Tigre. Al llegar a una curva del camino, donde claramente la velocidad permitida en ese lugar es de 60km/h (perfectamente señalizada ésta restricción de velocidad), encontró la muerte de golpe, cuando el auto que conducía el joven Felipe Divito (23 años) a 140 km/h , lo embistió frontalmente, cruzándose de carril de manera inesperada.

Alguien llamó al 911 al ver el accidente y una ambulancia trasladó a Divito al hospital de la zona, con algunos traumatismos y heridas leves. Lugar al que asistió su padre, el Dr. José Luis Divito (Vicedecano del cuerpo Médico Forense de la Suprema Corte de Justicia de la Nación), que por alguna razón se anotició del accidente muchas horas antes que nuestra familia. A la hora de ingresado, al joven Divito le dan “El ALTA” médica, y su padre lo lleva a su hogar… Extraña situación, porque recientes declaraciones de Felipe aseguran que no recuerda lo sucedido porque permaneció 10 horas INCONSCIENTE a causa del accidente. Me pregunto… ¿a una persona en ese estado lo mandan a su casa??

En teoría, la primer muestra de sangre que le toman es la del Hospital, muestra fundamental para poder determinar si existía alcohol en sangre, pues bien, dicha prueba no servía por encontrarse “contaminada” con un reconocido antiséptico de uso frecuente ante lesiones… Me vuelvo a preguntar… ¿Cómo se contamina tan fácilmente una muestra de sangre?? La policía se trasladó hasta el hogar de los Divito para poder tomar una prueba de alcoholemia a Felipe, para descartar la situación de ebriedad al momento del accidente, pero nuevamente toma protagonismo el Dr. J.L. Divito, no permitiendo que se realice dicha prueba porque su hijo se encontraba DESCANSANDO. ¿Descansando o inconsciente? (nueva pregunta que me surge).

Luego de 12 horas, Felipe Divito se presenta voluntariamente para realizar el test de alcoholemia, que, obviamente arrojó un resultado NEGATIVO. Se fueron sucediendo tantas irregularidades, que mi familia no puede sentirse segura y tranquila con el Proceder Judicial del Caso. Hoy, dos meses después, amparado por el beneficio de la presunta inocencia hasta que se demuestre lo contrario, supongo, Felipe Divito, circula libremente por la calle, conduce su vehículo como si nada hubiera sucedido… mientras nosotros no cesamos de PEDIR JUSTICIA!!!!

POR EL JUGADOR, EL HINCHA Y POR LA GRAN PERSONA QUE FUISTE Y SERÁS. POR TODO ESO, PIDO JUSTICIA!!!!!!!!!!!!!!!!

TE AMO

ANDREA DE VICENTE (TU HERMANA)

Foto: El «Tano» colocándose la camiseta de Platense, en el homenaje que se le brindó el 9 de marzo del 2010, en el entretiempo del partido ante Unión de Santa Fe.

Opiná, dejá tu comentario