Agresión al coordinador del futsal masculino

54
107

Botella con Esmalte Sintético - Futsal

El sábado pasado tras el partido ante Arsenal de Sarandí, Juan Manuel Petruelo, coordinador general del futsal masculino, sufrió el ataque que recibió su automóvil al ser manchado con esmalte sintético colorado. Días atrás había sido amenazado de muerte. Él mismo nos envía una carta, contándonos sobre su alejamiento.

Ver carta enviada + fotos ->

Esto me pasó.

La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia.
Sócrates (470 AC-399 AC)  

Con profundo dolor y sentimiento doy un paso al costado, luego de tener que soportar durante estos últimos meses, la estupidez y la intolerancia de personas que persiguen intereses diferentes a los intereses que sigo yo y mi padre.

De pequeño mi abuelo Lorenzo Petruelo y mi padre Roberto Petruelo me transmitieron casi mágicamente y de forma alquímica este amor hacia Platense, primero como hincha luego como jugador y ahora en esta etapa que pase como guía en el Futsal, esta etapa donde muchas veces fui técnico padre, hermano, tío, amigo y por sobre todas las cosas trate de contener a todos los jóvenes que llegan cansados por no poder entender la realidad de sus padres, la realidad de sus hermanos y su realidad; esto es pura recreación amateur, en el FUTSAL no hay dinero, solo existe la dialéctica entre la pelota y el jugador y lo demás es verso, solo somos pequeños constructores de grandes rompecabezas, tratamos de que los engranajes se ensamblen de la mejor manera y comiencen a rodar, generando la sinergia del Fútbol este arte tan hermoso. Con profundo dolor, con dolor verdadero dejamos el Futsal, jamás pensamos que las cosas podrían desarrollarse en nuestro club de la manera que se desarrollo, y esto escapa a las decisiones de una Comisión Directiva, aclaro que siempre sentimos que la mayoría de los integrantes de la Comisión Directiva nos avalo todo el tiempo, a nosotros nos aleja de Platense la intolerancia, el desconocimiento, la vergüenza, el descreimiento de pensar de que en Platense si se puede tener éxito y que se pueden lograr grandes cosas con casi cero peso, nos aleja de Platense personas que están a gusto con la ruina, con la violencia, con la corrupción, con la desaparición de Platense y con los intereses de otra cosa que esta claro no son los intereses de un Club Social y Deportivo. Los Clubes están muriendo, y creímos con mi padre que era el momento de regresar, nos equivocamos, pensábamos que Platense nos necesitaba, y nos equivocamos; todo es muy contradictorio y perverso, personas que dicen ser hinchas no defienden los intereses del club y defienden los intereses personales, personas que dicen ser hinchas y te abrazan, a los diez minutos de que te abrazaron te quieren matar y después te vuelven a abrazar y además te dicen que te quieren, todo esto es agotador, los Clubes en su momento eran lugares donde después de trabajar padres e hijos se iban a despejar de las cosas vividas durante la jornada laboral; hoy son lugares de disputas económicas, de disputas políticas, de disputas personales y esto en un club no debería de existir, los clubes son lugares donde se habla de deportes y se practican deportes, donde se conoce gente, donde se arman familias, donde la libertad tiene que ser llevada a su máxima expresión.

Señores están matando a la gallina de los huevos de oro, ¿y después de eso que interés perseguirán?, Platense en mayo de 2010 cumplirá 105 años de los cuales mi abuelo fue testigo de más de 80 años, mi padre es testigo de 65 años y la pregunta que no me deja dormir y me quita el sueño es, ¿por cuantos años seré testigo y cómplice de esta rica historia?            

Juan Manuel Petruelo, socio nº 237 

Agradecimientos: Roberto y Lorenzo Petruelo, Ernesto Hugo “Viejo” Perez, Sergio Mendelevich, Daniel Martinez, Roberto Sanchez Denis, Miguel Malenki, Maria Jablonka, Facundo Carzeo, Nahuel Soldavini, Diego Sayans, a la CD,  a todos los jugadores de 8va a 1ra división y a todos los padres.

futsal-auto-manchadop01

futsal-auto-manchadop02

futsal-auto-manchadop03

Opiná, dejá tu comentario